Nuestra historia

Artesanía tradicional para ofrecerte los productos de mejor calidad

Artesanía Muro es la primera empresa española en recuperar, tras décadas, la fabricación de morteros en mármol. Siendo incluso los únicos fabricantes durante varias décadas.

Morteros de mármol con una calidad excepcional, un acabado único y una elegancia sin prevalentes.

Más de 55 años en constante desarrollo y estricta especialización han dado como resultado que Grandes Chefs nacionales e internacionales, como los televisivos: Karlos Arguiñano, Bruno Oteiza, Alberto Chicote o Enrique Sánchez, utilicen nuestros morteros en televisión y en otros medios por su pureza, calidad e higiene.

Desde 1970, Artesanía Muro fabrica artesanalmente estos emblemáticos morteros que se hacían a mano sin corriente eléctrica. En la actualidad son realizados con todo tipo de sistemas y herramientas diseñadas por Andrés Muro.

Hace algunas décadas el mortero de mármol se dejó de fabricar, ya que era imposible mantener un producto que había perdido rentabilidad por el tiempo y trabajo que suponía su realización a mano (puntero y cincel). Es en este momento cuando Andrés Muro da el primer paso y comienza un proceso industrializado, automatizando procesos y desarrollando nuevas técnicas de fabricación .

La industria cambió, llegó la electricidad, y con la poca maquinaria que existía en aquellos momentos, él ideó sus propios sistemas, mecanismos y herramientas para poder realizar sus morteros de forma rentable y mantener esta joya de producto a lo largo de todo este tiempo.

Diseñó,  creó y estandarizó sus propios morteros de Macael con sus medidas específicas y con un estilo único, una seña de identidad. «Hoy, cuando alguien ve sus morteros en cualquier lugar, sabe que es un mortero de Artesanía Muro».

Entre la variedad de tamaños que fabricamos, los 3 tamaños estrella son:

Calidad excepcional y acabado de inigualable belleza.

Todos nuestros morteros están disponibles con la mano o maza en mármol, las realizamos artesanalmente para todos los tamaños. La maza o mano en mármol no está incluida en el precio del mortero.